NARCISO

MADRID
7 estrellas miguelín

Situado a escasos metros de su hermano mayor (Hortensio), cuando entras en Narciso tienes la sensación de que estás en París. Techos altos, una barra muy bonita y varios comedores diferentes. Tiene el look de una auténtica brasserie. Un error muy común es visitar el hermano pequeño de un restaurante que te gusta pensando que la experiencia va a ser igual que en su hermano mayor. Si haces esto en Narciso te llevarás una decepción, porque Narciso no es Hortensio. Pero tampoco tiene el mismo precio, evidentemente (puede costarte incluso la mitad!). En las visitas que he hecho a Narciso me he encontrado platos que me han encantado (el tartar de solomillo, por ejemplo), pero muchos otros que me han dejado completamente indiferente. El local es bonito, pero no es muy cómodo, ya que al menos en el comedor donde estuvimos nosotros las mesas eran un poco pequeñas y estaba muy juntas. Un buen plan si estás por la zona (calle Almagro) es tomar algo en la barra.

Mis platos preferidos

Tartar de solomillo
Mejillones

Precio: 35-40€ + vino

Cómo reservar: generalmente sin problemas para conseguir mesa. Se reserva por teléfono.

Última visita: Marzo 2017

Visitas: 2